READ IN: English

Manu Ríos es un referente para las nuevas generaciones. El actor, cantante, modelo e influencer de 23 años se ha convertido en una celebrity multidisciplinar que cuenta con más de 10 millones de seguidores.

No es que la joven promesa del cine precisamente haya sido una persona desconocida antes de salir en una de las series más populares del momento, Élite. Y es que que Manu Ríos antes de marcharse de su pueblo en Ciudad Real ya tenía 3 millones de seguidores. De hecho, desde hace un par de años el actor es conocido por su trabajo en Instagram, como influencer e imagen para marcas de renombre. Ahora es de los españoles con más seguidores del mundo. 

Concretamente, podríamos decir que hace tres años fue proclamado el influencer español más seguido del planeta: tenía 21 años y cuatro millones de seguidores, más que Pelayo Díaz, tal vez uno de los más conocidos en los confines de la red social que cuenta ahora mismo con un millón. Además de ser un content creator, el artista también desfilaba en las pasarelas de Milán, Pekín o Los Ángeles de la mano de una de las agencias más top: Next Models. 

A parte de protagonizar a Patrick en la serie original de Netflix, el manchego también ha participado en la recién estrenada miniserie de Atresplayer Premium, La edad de la ira. Su primer papel fue en el musical de Los miserables con 13 años, sin embargo, no es su primer trabajo en el mundo del espectáculo. Ríos formaba parte del grupo Parchís, además salió en «Cantando en familia», «Tú sí que vales», «Cántame cómo pasó» o el «Chiringuito de Pepe».

 

Aunque hubo mucho revuelo entre los espectadores al enterarse de que el modelo iba a ser uno de los nuevos personajes de Élite, Ríos lleva desde que tiene uso de razón trabajando para convertirse en lo que es ahora: una estrella. Con tan solo nueve años ya subía covers a YouTube porque Justin Bieber era su máximo referente y vio como siendo un niño, triunfó. Así que por fin ha llegado su momento, el que tanto lleva esperando y el que tanto se merece.

Newsletter