READ IN: English

La creciente popularidad de Marine Serre es imparable. Según datos de la plataforma Lyst, los consumidores están cada vez más interesados por los artículos de la marca con sede en París. El aumento de las búsquedas sobre Marine Serre es del 22 % desde marzo. El símbolo de la pequeña luna creciente ha llegado a actuar como el logotipo de la marca, convirtiéndose en un emblema.  Según ha podido saber The Fashion Law, la camiseta de las lunas de Marine Serre fue el producto más visto de la marca en el último mes.

Marine Serre

La verdad es que tampoco ha pasado tanto desde que conocimos a Serre. Mostró su primera colección completa en París en febrero de 2018 (después de ganar el Premio LVMH para Jóvenes Diseñadores de Moda el año anterior) – ha encontrado, sin embargo, un nicho dentro de la esfera de la alta costura.

Ahora desde Nueva York a París, los leggings y tops de la marca con estampado lunar se pueden identificar al instante. Ya han aparecido en las cuatro ciudades de la semana de la moda, consolidando su estatus de diseñadora. Entre sus fanáticas encontramos a las Kardashian/Jenner, Beyoncé, las estrellas del K-pop Sandara Park y Jennie Kim, Ariana Grande y Dua Lipa, entre muchas otras.

Marine Serre

Marine Serre (@marineserre_official) cuenta también con colaboraciones de gran renombre, como la de Nike, logrando ampliar constantemente la repercursión de su marca más allá de los círculos de la industria de la moda de lujo.

Su principal indicador visual es la luna creciente. Por eso Marine Serre ha estado buscando asegurar los registros de su marca en todo el mundo. Sin embargo, adquirir los derechos sobre el símbolo está siendo más complicado de lo que parecía.

Marine Serre

En septiembre de 2019, la marca presentó una solicitud de registro de marca en la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (“EUIPO”). Para centrándose en la luna un insignia representativa. Un mes más tarde, se emitió una denegación provisional, afirmando que el patrón lunar repetitivo no actúa realmente como marca. Sino que, es de naturaleza decorativa.

Marine Serre argumentó que “el mero hecho de que una marca cumpla una función decorativa no afecta a la evaluación de su carácter distintivo” y, por tanto, a su capacidad de servir como marca.

Marine Serre

El pasado 11 de febrero de 2020, la EUIPO declaró que “tras un examen minucioso de los argumentos de Marine Serre, ha decidido mantener su objeción y denegar el registro de la marca, en gran parte porque el dibujo de la luna “carece de todo carácter distintivo”.

El diseño de la luna múltiple “no presenta ningún elemento que sea fácil e inmediatamente identificable por el público relevante y atento. Y por consiguiente, será percibido exclusivamente como un elemento decorativo”.

Serre tuvo dos meses para apelar la decisión de la EUIPO pero aparentemente optó por no hacerlo. Aunque, la EUIPO sigue listando la solicitud como “en examen”.

Marine Serre

Si lo consigue, Marine Serre sería la primera marca en cooptar un elemento con data supuestamente del 2300 a.C. y utilizarlo como un indicador de su marca.

Si Gucci fue capaz de adquirir los derechos sobre rayas verdes-rojas-verdes, no vemos lo de Marine Serre imposible. Es cierto que se necesitaron décadas -no cuatro años- y decenas de millones de dólares en publicidad y comercialización para la marca pudiese afirmar que cuando los consumidores lo ven, pueden vincular rápidamente símbolos o colores con la firma.