READ IN: English

Camisetas sin mangas, jeans acampanados, collares de conchas y botas go-go, la serie Scooby-Doo sentó las bases de la moda del siglo XXI al traer las maxi tendencias de los años 2000 a nuestras pantallas. 

Todos recordamos la película de Scooby-Doo como una de las más señaladas por los críticos que la denominaban ‘Un producto de mala calidad’. Sin embargo, no podemos evitar recordar el film como la mejor adaptación de los dibujos animados de la década de 1970, así como una obra maestra de la moda extravagante de principios del siglo XX, estereotipando la estética de las principales subculturas juveniles de la época.

La trama sigue las aventuras de Mystery & Affair en Spooky Island, un parque de atracciones de temática de terror donde los cuatro investigadores y el gran danés pasan unas vacaciones turbulentas, luciendo una serie de atuendos emblemáticos: desde minivestidos, hasta cintas para la cabeza, botas coloridas, camisetas con cuello en V, pantalones bombachos, camisetas sin mangas, collares de conchas, chalecos, calcetines de colegial y mucho más.

Hoy podemos decir con seguridad que Mystery Machine podría desfilar en cualquier pasarela de la última década. Los atuendos de Fred compuestos por bufandas, jerséis preppy y camisetas sin mangas de canalé, anticipan la estética genderless de Harry Styles; Shaggy no es más que el antepasado de todo fumeta-fuckboy. Mientras que Velma sería perfecta para Miu Miu SS22.

Si continuamos analizando los personajes, Daphne encajaría para Valentino o Blumarine y, de hecho, no está tan lejos de Versace SS22. Al final, Bella Thorne es solo la versión 2.0. de ella. Pero el giro más inesperado es el de Scooby cuando aparece con sombrero de paja, gafas carey y un vestido blanco con bordados en tono pastel, outfit con el que podría desfilar para Jacquemus.

Ahora… ¿Por qué no le echas un vistazo a las tendencias de Moda Masculina SS23?

Newsletter