READ IN: English

Estamos en la era en la que todo está al alcance de un click. Tanto el auténtico bolso de Gucci de 1000€ como la réplica idéntica de 90€… ¿Por qué deberíamos optar por el original?

Falsificación | Gucci

Aunque los retailers y las firmas se han esforzado durante los últimos años en luchar contra las falsificaciones, la verdad es que cada vez en internet la oferta es mayor, el número de consumidores de este producto aumenta y como consecuencia el mercado real de la moda y el lujo se ve comprometido.

A menudo, cuándo nos compramos una gorra Gucci, unas Balenciaga Triple S o una riñonera de PRADA lo hacemos primero, porque nos gusta, segundo, la satisfacción de llevarlo y tercero por el sentimiento de pertenencia a un grupo exclusivo de personas que pueden lucirlo (a unos les ha costado más y a otros menos esfuerzo). Ahora, con las replicas, ese sentimiento se ha convertido en algo contradictorio.

Falsificación | Supreme x LV

En HIGHXTAR., cuando preguntamos en la redacción, el 100% de los componentes se sentirían incómodos llevando algo que aunque la gente crea que es auténtico ellos sepan que es falso. Ya que lo único que haces es engañarte a ti mismo luciendo productos a los que no tienes acceso. Es un tema que tiene un largo debate y, por supuesto, esta es una opinión más.

Cuando compras algo auténtico y exclusivo (ya sea por precio o por que es limitado) además de tu satisfacción estás haciendo que el sistema funcione, estás valorando el trabajo de una firma, el concepto y el tiempo detrás de cada creación. El precio en ocasiones no es justificado, de acuerdo, pero funciona a modo de filtro en la industria de lo exclusivo. Todos sabemos que el precio justo de mercado para una camiseta con serigrafía de Vetements serían unos 45€, son los otros 300€ los que te dan la exclusividad.

Falsificación | Balenciaga Triple S

Vestir con réplicas lo único que hace es comprometer tu sentido de pertenencia, vives en una realidad que no es la tuya, contribuyendo a la devaluación del estatus de marca y lo peor de todo es que lo que tu experimentas es la réplica de algo más grave: un sentimiento.

El debate está servido… ¿Eres de los que prefiere lucir a toda costa un logo, o por el contrario prefieres vestir con prendas que se ajusten a tu realidad?