READ IN: English

Sébastien Meyer y Arnaud Vaillant de Coperni se han aprovechado de la situación pandémica creando un nuevo espacio libre de virus. Nace así el concepto de drive-in runway, donde los invitados disfrutan del desfile de una forma completamente segura.

Tras habernos sorprendido el pasado mes de septiembre situando el escenario de la pasarela en la azotea de la torre Montparnasse, Meyer y Vaillant lo han vuelto a hacer. Los directores creativos de Coperni han creado un nuevo concepto que, seguramente, haya iniciado una nueva concepción de los desfiles donde la distancia social y la comodidad se unen para ofrecer una experiencia inmejorable.

El escenario esta vez fue el estadio Accor Arena, situado a las afueras de la capital francesa y cuyo recinto es capaz de albergar a más de 20.000 personas. Es conocido por haber albergado durante los 2000 varios desfiles de Alexander McQueen y por ser el escenario musical de grandes artistas como Beyoncé.

La estrategia fue la siguiente: introdujeron 36 vehículos en el estadio, los cuales transportaban a 70 invitados que pudieron disfrutar del show. Además, los conductores también participaron utilizando las luces de los propios coches para iluminar a las modelos que desfilaban por la pasarela. Todo ello acompañado de una banda sonora techno creada por la DJ Clara 3000.

“Desde hace un año, todos estamos atrapados frente a nuestro iPhone y en el mundo digital. A veces, es importante sentir la (sensación de) humanidad y compartir una experiencia. Creo que (el formato de pasarela es) la mejor celebración de la moda, y tenemos que mantener este momento porque es mágico. Siempre nos gusta hacer un proyecto nuevo y crear una sorpresa. Es mucha presión, pero estamos contentos porque hemos encontrado una buena idea”, comentaba Meyer.

Adut Akech fue la encargada de abrir un desfile cuya temática era la noche, la vida nocturna de París antes de la pandemia y después de ella. De esta forma pasaron de los vestidos ajustados, las botas de cuero y las americanas de manga abullonada a cómodos pantalones anchos y chaquetas mullidas. También destacaron los accesorios, objetos que hacen que Coperni sea una marca tan distintiva y única.

“Es una respuesta a lo que estamos viviendo, porque por un lado queremos volver a ser sexys y divertirnos… y, por otro lado, llevamos un año usando pijamas”, explicó Vaillant. “Queremos mezclar estas dos siluetas y aspectos”.

Consulta más noticias sobre la Paris Fashion Week aquí.