READ IN: English

Nunca la expresión “llego volando” había tenido tanto significado. Los primeros prototipos de coches voladores ya están en marcha y, nada tiene que ver con la realidad inventada por William Hanna y Joshep Barbera, creadores de la serie animada “Los supersónicos” (1962). Stefan Klein, fundador de Klein Vision y responsable del primer Aircar probado con éxito; se aleja de los diseños redondeados con cúpulas de cristal, propulsores y joysticks de manejo. El magnate eslovaco se ha centrado en proporcionar alas a un deportivo de alto nivel.

Aircar

La compañía presentó el Aircar por primera vez al público el 5 de noviembre de 2019 en la feria comercia CIIE de Shanghái. Poco más de un año después, el prototipo volador ha realizado con éxito, y en dos ocasiones, el despegue y aterrizaje en el aeropuerto de Piestany, Eslovaquia. Hyundai y General Motors se han mostrado receptivos a la hora de explorar este concepto de automóvil, pero ha sido Klein Vision el pionero del sector.

aircar

Siguiendo con la temática de ciencia ficción, el Aircar bien puede parecerse a un “transformer”. Klein Vision se ha inspirado en la arquitectura del hiperdeportivo Koeningsegg Jesko, pero la ingeniería es marca de la casa. Bajo la carrocería se esconden dos alas que se despliegan a los laterales. En la parte posterior se ha incorporado una cola muy similar a la diseñada para el vehículo no tripulado, AAI RQ-2 Pioneer, utilizado por el ejército estadounidense.

Aircar

La potencia la firma BMW, el fabricante alemán impulsa al Aircar con un motor de 1.6 litros y 140 caballos. Además, el prototipo tiene una autonomía de 1.000 kilómetros y alcanza una velocidad de 200 km/h. Si echamos un vistazo al interior veremos un acabado de lujo con un salpicadero con varias pantallas y medidores electrónicos. Por otro lado, incluye un volante que mantiene la línea deportiva con una apariencia semejante al de un mando de avión.

aircar

A pesar de la ambición y el éxito en las pruebas de vuelo, las infraestructuras urbanas y carreteras no están adaptadas a estos nuevos vehículos. Aún así, Stefan Klein no quiere alejarse de su sueño de niño y espera impulsar este nuevo mercado en los próximos años.