READ IN: English

Todo parece indicar que los clubs nocturnos de Ibiza no abrirán este verano. Las nuevas reglas restrictivas para evitar nuevos brotes están arruinando los planes de muchos. La prohibición parece afectar a los grandes locales interiores pero no está del todo claro cuáles serán las reglas en los clubes de playa al aire libre.

Ibiza

Ibiza ha sido desde los años 60 el destino de los amantes de la fiesta pero puede que dicha fiesta haya terminado — o al menos de momento. Pese a que DJs, dueños de clubes y fiesteros cruzasen los dedos y rezasen a todos los santos para que los clubes de Ibiza abrieran en 2020, no va a ser posible.

El Gobierno Balear no dejará abrir las puertas de discotecas hasta el año que viene, como muy pronto, a no ser que se descubra una vacuna o tratamiento contra el coronavirus.

Ushuaia ha sido uno de los muchos clubes que han decidido pronunciarse al respecto. “Esta situación es el reto más duro que hemos afrontado, pero estamos decididos a trabajar para conseguir nuestra mayor temporada en 2021”.

Ibiza

“Esta situación es el reto más duro que hemos afrontado”

“Por primera vez desde que tenía 16 años, no sé realmente lo que estoy haciendo”, dice el DJ y productor Skream. “Es raro. Nadie sabe lo que está pasando. Me preocupan los clubes para los que trabajo, el personal de esos clubes y todos los que participan en la industria de la vida nocturna”.

Las nuevas normas establecen que sólo los clubes con una capacidad de 300 o menos se les permite permanecer abiertos, y que esos lugares deben operar a un tercio de su capacidad – lo que significa que solo se les permitirá acoger a un máximo de 100 invitados

Además, nada de bailoteo, los clientes tendrán que permanecer sentados. Los establecimientos que venden alcohol también deberán permanecer cerrados entre las 21:30 y las 8:00 horas

Ibiza

El Gobierno ha afirmado que estas restricciones fomentarán “un turismo más sostenible y respetuoso”, y que mejorarán la “calidad de vida de los turistas y residentes”. 

Esperan que estas nuevas regulaciones puedan combatir los “excesos” en las zonas turísticas y prevenir el “abuso de alcohol”. Se acabaron las boat parties, a partir de ahora, no se darán nuevas licencias a los organizadores fiestas en barcos. 

Los que desobedezcan estas normas, que esperamos que no sea ninguno de nosotros, ya pueden ir ahorrando. Las multas a las que se enfrentarían serían de hasta 600.000 euros.