READ IN: English

Oreo ha construido un búnker para proteger su famosa receta ante el posible impacto del asteroide 2018 VP1.

Por si el 2020 no fuera ya lo bastante apocalíptico, al coronavirus hay que sumarle la alerta por el posible impacto del asteroide 2018 VP1 el proximo 2 de noviembre. La posibilidad de que este asteroide, de tan solo 2 metros de diámetro, impacte sobre la tierra es de apenas un 0,41% por lo que la NASA no lo ha calificado como un objeto potencialmente peligroso.

Aún así, la empresa de galletas Oreo ha decidido construir un búnker para salvaguardar su famosa receta. Todos los paquetes que hay en su interior están envueltos en BoPET, una película de poliéster con una gran resistencia y estabilidad. Este material actúa como escudo protector contra las reacciones químicas y los gases.

El reducto está inspirado en The Svalbard Global Seed Vault, la bóveda de semillas ubicada en el Ártico, más concretamente en las islas noruegas Svalbard. La ubicación exacta de la reserva de Oreo corresponde a las coordenadas 78° 08′ 58.1″ N, 16° 01′ 59.7″ E.

La compañía ha apostado por una campaña de Marketing que consta de ocho videos de YouTube en los que narran la creación de esta “Bóveda Global”. Una vez más, las famosas galletas demuestran su afán por la originalidad en sus estrategias de branding, al hacer de un tweet que preguntaba: I wonder who will save the oreos?, una campaña publicitaría con un gran impacto en redes sociales.