READ IN: English

PETA ha decidido retirar sus emblemáticas campañas, entre ellas aquella en la que varias supermodelos de los años 90 posan desnudas para protestar contra el uso de pieles. Parece que el lema “rather go naked than wear fur” está dejando de tener sentido. Las razones de la retirada son buenas: la batalla está prácticamente ganada. 

PETA

Marcaron una revolución en su tiempo, y aún hoy día siguen siendo catalogadas como algunas de las campañas más icónicas de la moda. Las campañas de PETA son características por hacer declaraciones políticas a partir de fotos glamourosas con modelos, estrellas del cine o figuras top del mundo de la música. Recordamos aquellas con Pamela Anderson, Gillian Anderson o Naomi Campbell. Ahora, tres décadas después, el colectivo decide dar el adiós a estas acciones.

Lo cierto es que abundan cada vez más los diseñadores que han decidido dejar de utilizar pieles. En los últimos años, Gucci, Burberry, John Galliano, Tom Ford o Versace han declarado su decisión de evitar las pieles. También la London Fashion Week, el estado de California o la reina Isabel II, entre otros, se han unido al club animalista. Visto el panorama, esas polémicas campañas ya no parecen hacer falta.

PETA

Aunque según ha anunciado el vicepresidente de PETA, Dan Mathews, aún hay mucho que hacer. Los próximos movimientos en cuanto a materiales para textil prometen adentrarse en el uso de la lana y del cuero. Por lo pronto, eso sí, es un avance que aplaudimos.