READ IN: English

Algunos escuchamos por primera vez: “bolsos de alquiler” en la segunda entrega de Sexo en Nueva York. En el film, Carrie contrata a una asistente personal que, en cada escena luce un bolso de firma distinto. La columnista neoyorquina, asombrada le pregunta cómo se las arregla para estrenar todos los días un artículo de lujo; Louise con una sonrisa le responde que es un producto de alquiler. Ralph Lauren (@ralphlauren) abre el portal “The Lauren Look”, donde tú también podrás adquirir su línea de moda durante un tiempo determinado y por un precio de 125 dólares.

Ralph Lauren

Aquí en la capital hasta hace unos años existía entre Puerta de Toledo y el metro de La Latina, un local dedicado a este mercado. A pesar de su ropa ecléctica y sus mensualidades razonables; la demanda no era muy alta y finalmente cerró. La llegada del Covid-19 ha cambiado nuestra percepción de los hábitos de compra hasta ahora estipulados. Nuestras rutinas y horarios ya no son los mismos; trabajamos desde casa y lucir modelitos ya no es una prioridad. Por este motivo, las firmas han cerrado con grandes pérdidas.

La marca americana quiere solventar los bajos beneficios haciéndose un camino por el mundillo del alquiler. “Lauren Look nos permite explorar un modelo de negocio completamente nuevo; que aprovecha el impulso de la economía colaborativa y que viene a revolucionar la que entendemos como consumo de moda”, destaca David Lauren; director del departamento de innovación y branding de RL. Al convertirse en un servicio personalizado, la compañía podrá, además, conocer más a fondo las preferencias de su público.

Ralph Lauren

“Los consumidores de hoy están adoptando un enfoque diferente para experimentar las marcas y construir sus armarios”, comenta Patrice Louvet, presidente y director ejecutivo de Ralph Lauren. Por 125 dólares -104 euros- el usuario podrá escoger hasta un mínimo de 10 prendas del catálogo; aunque se recomienda 24. Se volverá a pagar la cantidad cundo se devuelva y se solicite otro lote. La empresa no es la pionera del alquiler; pero sí nos recuerda las múltiples posibilidades que ofrece este sector.