READ IN: English

Lo estábamos deseando. Gracias Riccardo por traer de vuelta a Burberry al mundo de los shows. La verdad es que ya teníamos mono de los desfiles de la emblemática firma británica y de los sets tan impresionantes que suele montar. Esta ocasión, con más motivo, ha sido uno de los más cool, pero te lo contaremos más adelante. Sigue leyendo.

Tisci es un gran diseñador y eso es un hecho, pero con esta última propuesta de otoño/invierno 22 que ha presentado hoy en Londres, sede de la firma, en un desfile íntimo con invitadxs de la talla de Jacob Elordi, Adam Driver, Kate Moss, Naomi Campbell y Carla Bruni, ha vuelto a demostrar lo que decíamos hace un momento, que es un gran diseñador y que sabe convertir lo rancio y aburrido en algo cool y actual. Y si a esto le sumamos que las prendas y accesorios las llevan las top models del momento como Gigi y Bella Hadid, Irina Shayk (primera aparición de la rusa desde que estalló el conflicto entre su país de origen y Ucrania), Maria Carla Boscono y Mona Tougaard, el resultado ya es insuperable.

Todas estas personalidades fueron citadas a la 1 de la tarde en el Central Hall de Westminster, que para los que no lo sepan es el Palacio de Congresos de la capital británica, para descubrir de primera mano las novedades de Burberry. El lugar era inmejorable pero el concepto del desfile lo era aún más, ya que el equipo quiso recuperar los antiguos modelos de pasarelas de hace un par de décadas y decidieron colocar varias mesas en la sala elegida y hacer desfilar a las modelos sobre las mesas con música de ópera de fondo. Sublime, ¿verdad?

No hubo ningún error, aparentemente obvio, todo lo que escuchamos fueron aplausos y más aplausos por la reimaginación que Riccardo hizo de los archivos de Burberry. Las chaquetas acolchadas que llevaban nuestros abuelos de pequeños se convirtieron en vestidos, las gabardinas tomaron diferentes direcciones, a cada cual más interesante (ojo a los vestidos con esta forma), los caballos que la marca tenía como logo fueron rescatados y volvieron a ser protagonistas, esta vez en pedrería y bordados a mano, como vimos en la bomber gris y en la rosa combinada con un jersey a juego y una falda plisada del mismo color. Tampoco faltaron los habituales cuadros, en diferentes colores y versiones, ni la sastrería. Todos los looks se combinaron con botas altas tipo malla en negro o nude.

Y como se dice, lo mejor viene al final, ¿no? Pues eso es precisamente lo que ocurrió en el desfile, 10 looks de noche se encargaron de cerrar el desfile, por todo lo alto, y dejar el nombre de su director creativo Riccardo Tisci bien posicionado. ¿Cuáles fueron nuestros favoritos? Los dos vestidos palabra de honor con faldas con volumen, uno en amarillo y otro en negro, y el conjunto de chaqueta y falda de dos piezas de pedrería que combinaba el estilo elegante con el athleisure.

¡Qué gusto ver a Burberry brillar así!

Newsletter