READ IN: English

Si lo que queremos es hablar de la escena streetwear de Londres, Samuel Ross es la persona. Ross quién comenzó A-Cold-Wall en el año 2015 como un proyecto que aunaba arte y moda bajo un mismo título ha seguido cerciendo sin parar y ahora ha llegado el momento del gran salto… Al igual que Virgil, es hora de empezar a destacar en el womenswear.

A Cold Wall - Woman | SS19

Lejos queda aquella primera colección titulada Groundwork, donde nos presentó camisetas neutras, calcetines con logo y una deconstrucción simplista que recuerda a las siluetas del vestuario de tabajo. Ahora, cuatro años y varias colecciones más tarde, A-Cold-Wall es un nombre muy respetado en la industria  y en la generación streetwear. Con una sincronización perfecta y una sensibilidad de estilo orientada al negocio, Ross convirtió su proyecto en una marca rentable.

En abril de este año, A-Cold-Wall lanzó su primera colección de ropa de mujer. Las hypebaes ya llevaban los cinturones utilitaristas y los pantalones de nylon con cordón, pero ahora por fin tenían su propio pedazo de Ross, sólo para ellas. La nueva línea presentaba todos los elementos que hacían de la marca lo que era, simplemente adaptada a una figura femenina.

De nuevo, la colección de mujer se vuelve funcional, resistente a la intemperie y a las técnicas de corte propias del activewear. La colección SS19 llamada Silica hace que las formas robustas habituales de la A-Cold-Wall (@acoldwall) se conviertan en formas más suaves. En las notas de la colección de Ross, incluso se menciona a Zaha Hadid y su herencia de formas y estructuras. Una propuesta en la que Samuel Ross crea funcionalidad y novedad a partir de formas con las que ya estamos profundamente familiarizados pero que nos siguen sorprendiendo.