READ IN: English

Hace cinco años que Tbilisi se unió al calendario de la moda. Ahora, la capital de Georgia se ha convertido en uno de los escaparates de talento emergente más destacados del panorama internacional. 

Tbilisi moda

A pesar del reconocimiento masivo de diseñadores como Demna Gvasalia o David Koma, la moda georgiana todavía es desconocida para algunos. Desde su nacimiento en 2014, la pasarela de Tbilisi ha experimentado un gran crecimiento en Europa. Como resultado, una generación de creadores autóctonos se ha dado a conocer internacionalmente como embajadores del talento georgiano. Entre ellos destacan marcas como Gudu, Matériel o Janashia, que en noviembre presentaron sus colecciones online adaptándose a la nueva norma.

Los inicios de esta edición de MBFW y la expansión cultural de la moda local fueron posibles gracias a Sofía Tchkonia. Ella misma se encargó de financiar y fundar este evento de calado internacional y a día de hoy, sigue encargándose prácticamente de todo.

La pasarela de Tbilisi gana adeptos

La creadora de la semana de la moda de Tbilisi concedió a la revista NSS una entrevista en la que dio a conocer las nuevas tendencias de la moda local y las próximas iniciativas planteadas para la MBFWT. En esta conversación, Tchkonia comenta que la frescura y la novedad de las ideas de los diseñadores emergentes son el motivo por el que Europa está prestando atención a su iniciativa. Además, destaca la situación cultural e histórica de Georgia como otro de los valores añadidos de su moda. ” Vivimos en la encrucijada de Oriente y Occidente y se puede sentir en todas partes”, afirma.

También explica que los diseñadores locales se enfrentan al desafío que suponen el apoyo financiero y el reconocimiento en el sector. No obstante, está orgullosa porque “en los últimos cinco años la MBFWT ha demostrado que la moda georgiana es capaz de atraer a la prensa y los compradores internacionales”.

tbilisi moda

Como era de esperar, el contexto sanitario actual también a perjudicado a los creadores locales. En ese sentido, una de las medidas más relevantes ha sido la Fundación de la Moda Georgiana, una asociación destinada a apoyar a los diseñadores. Respecto a esta asociación, Tchkonia comenta que “alberga contenidos mediáticos exclusivos que permiten la colaboración y unen la moda, la cultura y el arte”.  Durante la entrevista, también ha hablado de otra iniciativa: el proyecto Factory. Según explica, se trata de la transformación de una antigua fábrica de Coca-Cola en un espacio de intercambio cultural entre artistas de diferentes disciplinas.

Por último, la precursora de la pasarela de Tbilisi ha dado su opinión acerca de uno de los cambios que han afectado al resto de semanas de la moda internacionales: la digitalización. Como ya publicamos en noviembre, los participantes de la MBFWT presentaron sus colecciones online. Esto suponía un inconveniente, ya que el factor presencial jugaba un papel fundamental a la hora de dar a conocer el talento local. Sin embargo, Tchkonia saca el lado positivo de esta situación afirmando que de este modo pueden llegar a más personas en todo el mundo.

tbilisi moda

De aquí a unos años, ¿alcanzará Tbilisi la repercusión de otras ciudades como París o Milán? Esperemos que sí.