READ IN: English

La marca homónima de Tolu Coker establece un respeto cultural y social a través de la industria de la moda.

Tolu Coker

El cambio socioeconómico, el papel de la juventud en la política o la preocupación por el cambio climático actúan como factores creativos para la diseñadora e ilustradora. Originaria de Nigeria, Tolu Coker ha vivido en España y actualmente reside en Londres. Tres casas en las que la diseñadora ha bebido de diferentes culturas que, afirma, no tienen tanto que ver con la nacionalidad o la localidad, sino con la familia y la comunidad.

Mediante sus creaciones, Tolu Coker reivindica la identidad negra en el mundo Occidental a través de una gama de estampados personales con reminiscencias culturales. La esencia de su familia queda impresa en sus prendas a través de viejas fotos polaroid, vídeos familiares o extractos del diario de su padre como inspiración. Las identidades, la vida y la infancia de sus amigos y su entorno son la herencia con la que la diseñadora trabaja y crea.

No se trata de un desafío sociocultural intencional; Tolu pregona la ruptura de ideas preconcebidas a través de un proceso creativo que va más allá de las normas sociales o los aspectos tradicionales en imagen y moda enfocándose exclusivamente en el individuo y su propia identidad. Las cuestiones raciales o de género quedan patentes en sus prendas como una consecuencia casi accidental. Tolu no hace ropa para chicos y ropa para chicas, sino que hace ropa para cada persona en particular, con su propia y exclusiva identidad. Tampoco busca una inclusión forzada de modelos negros, sino que desarrolla una representación holística que no se basa en estrategias estéticas o de marketing. La diseñadora afirma que el futuro de la moda es, en una palabra, democrático.

Sus prendas son sostenibles y nacen a partir de un proceso de producción que se centra en reducir los desperdicios y cuidar los detalles y la artesanía. La marca presenta pieles recicladas y plástico reutilizado como materiales comunes, algo que se consigue solo con un mantra slow fashionpor bandera. Tolu Coker afirma que tiene algo entre manos para este año, y después de ganar el Fashion Scout FW19, podemos asegurar que la industria está expectante.