READ IN: English

¿Puede ser que Vetements se haya tomado en serio la moda por fin? ¿Cabe la posibilidad de que la salida de Demna de la firma belga sea el inicio de colecciones más maduras y menos estridentes? Su presentación en París nos ha dejado bastante buen sabor de boca, pero también sin material para hacer memes.

Y Vetements también ha sucumbido al imparable ascenso de la sastrería. La salida de Demna Gvasalia fue un shock y dejó el futuro de la firma muy en el aire. Su fundador dejaba en manos de su hermano la polémica marca belga y, por lo visto en París, ha sido la mejor decisión posible a tenor de lo visto. Después de varias colecciones confundiendo a la industria y los fashionistas con sus propuestas para Balenciaga y Vetements, sin saber realmente qué era qué, para FW20 se atisba una evolución en su imaginario y en las propuestas de la casa flamenca.

Más allá de su apuesta por las piezas de sastrería, podemos apreciar que Guram sigue manteniendo el gusto de su hermano por las prendas exteriores muy oversized y la estética trasnochada y de tintes góticos, siendo el negro y la presencia del cuero protagonistas de esta última colección.

Las piezas de streetwear y el branding invasivo tan característico de los georgianos no falta a su cita con PFW, así como los mensajes satíricos y reivindicativos en sus gráficos (“No social media, thank you” o “It costs $0,00 to be a nice person”), los prints de llamas y, por encima de todo, una visión minimalista y eco-friendly al extremo en su puesta en escena. Previo al show, se recomendó a los asistentes que encendieran la linterna de sus móviles, pues serviría como iluminación para el desfile, Guram redujo el uso de maquillaje al mínimo y sentó a los allí presentes en sencillos banquillos.

El discurso del hermano menor de Demna es claro: la ropa debe ser la protagonista, no él ni el escenario donde se presente la colección, un garaje en esta ocasión. Culpa a Margiela  por la inspo.

A los chaquetones que recuerdan a los de los uniformes de los seguratas y los abrigos de pelo, hay que sumar el ya conocido gusto de Vetements por los accesorios y el calzado un tanto extravagante. No lo fue tanto en esta ocasión. Bolsos de mano que imitaban a la típica bolsa de papel de las películas americanas, riñoneras básicas, botas altas on fire, algún clutch y una gorra en la que se leía “Gvasalia for president” fueron algunos de los complementos del show de París.

Pero, si hubo algo que sin duda dejó boquiabiertos a propios y extraños, fue la presencia de dobles idénticos de algunas celebs de lo más dispar. Desde Kate Moss a Mike Tyson, pasando por Snoop Dogg, Naomi Campbell o Sharon Stone, más de uno tuvimos que mirar dos veces ante la espectacular semejanza entre los modelos del show de FW20 y los reales. Os invitamos a que los descubráis en la galería, si no lo habéis hecho ya.

Estábamos esperando ansiosos esta colección, deseosos de darle un poco de cera a la firma afincada en Zurich, pero nos han dado en la boca con una propuesta muy seria, elevando los básicos y con una evolución evidente en su imaginario creativo.