READ IN: English

El diseñador Abraham Ortuño quiso prender construcciones sociales como el concepto de masculinidad y feminidad a través de su firma homónima ABRA: una factoría gender-fluid de accesorios unisex, que más que hablar del presente, lo hacen del futuro. Hacemos un barrido por el background de Abraham y su archivo parisino bañado de arte, diseño, geometría y colores excéntricos.

ABRA SS20

A partir de todos los estímulos positivos que Abraham obtuvo de las mujeres con las que creció, fue construyendo de ideas y experiencia su propia etiqueta craftmanship, así como delinando un background onírico que alimentaría esa firma homónima en un futuro. En esa línea infinita de trabajos, encontramos proyectos para Givenchy, Kenzo, Paco Rabanne, JW Anderson, Coperni, así como accesorios o tacones escultóricos para Jacquemus. Pero volvamos a donde empezó todo.

Abraham Ortuño x Coperni heels

El director creativo español emprendió su journey en la moda a los 17 años, llevando en su maleta hacia Barcelona todas las influencias recolectadas en su ciudad natal San Felipe de Neri (Alicante), en la característica producción de calzado del lugar, y los lazos de su familia en las industrias artesanales de España.

Ya asentado en Barcelona, @dearabra empezó a diseñar accesorios para casas de lujo francesas como Margiela, y decidió inscribirse en el Institut Français de la Mode. Desde París, el diseñador fue contratado por Simon Porte Jacquemus para diseñar sus primeros accesorios, entre los cuales fueron -ni más ni menos- que los famosos tacones geométricos ‘Les Rond Carré’ y los Oxford ‘Les Chaussures Clown’, que ayudarían a elevar para siempre la obra footwear de Jacquemus.

'Les Rond Carre' by Abraham Ortuño x Jacquemus

Durante la etapa post-jacquemus, A. Ortuño trabajó para Givenchy, desarrollando calzado para hombre, antes de ser contratado en KENZO. Más tarde, pasaría a formar parte del teamwork del Paco Rabanne de Julien Dossena, así como a ocupar el puesto de freelance shoe designer en SANDRO, Coperni y JW Anderson ya en esa última fase trascendental antes de dar a luz su propia firma.

NACE ABRA, Y EL LOOK DE LA BARBIE OFICINISTA 4.0

El 2019 fue el año en el que quiso dar un paso más allá y construir su propio universo creativo con sede en París, de nombre ABRA (@abra_now). Para vigorizar ese despegue, Abraham presentaba la colección primavera-verano 2020: una cápsula en la que jugaba con distintos accesorios como bolsos diseñados en formas baguette o cilíndricas, así como tacones-sandalia bañados en una paleta de tonalidades excéntricas.

Ese imaginario SS20, se ilustraba con un lookbook en el que modelos andróginos vestían trajes de sastre xxl combinados con tacones o sandalias de la colección. Los bolsos tiny de la cápsula post-modernista de Barbie se encargaban de rematar el fit de oficina. En ese escenario minimal en cuanto a elementos, Abra sentaba al elenco en sillas de diseño de Charles Ray.

También hubo otra tirada de fotos experimentales en colaboración con @nordinemakhloufi, en las que veíamos un constante juego con los accesorios. En ellas, el bolso cilíndrico se convertía en un producto comestible, en una nevera para mantenerlo bien fresh, así como resurgían tacones de una bañera llena de espuma.

Más allá de la colección, el insider del footwear materializa un moodboard creativo que va desde tacones sin género, a botines de tacón grueso o heels de aguja con múltiples cierres. Pero también esculpe bolsos que aúnan elegancia y contemporaneidad en un mismo concepto que parece actualizar los accesorios de las Bratz. En ellos vemos cómo los mini-cinturones juegan un papel esencial, convirtiéndose en un aplique representativo de la firma, adherido a gran parte de las piezas del archivo ABRA.

La última propuesta del diseñador -hasta el momento- fue fall-winter 2020, y se enmarcó en una presentación íntima durante London Fashion Week. En ese escenario el DJ hacía su perfomance-set desde una cama blanca rodeada de accesorios de ABRA, entre los cuales se encontraban versiones actualizadas de las botas de la temporada pasada.

De igual forma, veíamos como incluía en el menú nuevas siluetas como loafers con tacón grueso, sandalias en colores llamativos, así como su clásica silueta baguette en un estampado de ajedrez. Por no hablar de la línea de bolsos geométricos teñidos en una paleta de tonos pastel y neutros.

ABRA HEELS

Abraham Ortuño ha conseguido exponer todas esas piezas de la new generation en tiendas de alrededor del mundo, desde el Dover Street Market de Londres hasta la tienda Opening Ceremony de NY. Ha creado así un imaginario footwear que representa el ahora y el mañana, a través de accesorios #mustwanted en los que la talla o el género se diluyen de la etiqueta. Aquí las puertas están abiertas para todxs.