READ IN: English

Moda sobrecargada, opulencia y lentejuelas, muchas lentejuelas. Así podríamos definir la nueva colección de ASHISH para su propuesta prêt-à-porter AW21. Sin olvidarnos, claro, de los volantes, las gasas y las telas vaporosas. Parece que la nueva era “postpandemia” pone el foco en las grandes composiciones ideadas para el disfrute extremo. Abre una botella de champán, enciéndete un cigarrillo e invita a tus amigos a la mejor fiesta que puedas imaginar.

ASHISH tiene la vista puesta en un futuro más que esperanzador. Lejos de los looks de estar por casa a los que nos tenían acostumbrados las firmas, llegan ahora los grandes festivales de la temporada. ¡Qué comience el espectáculo de la moda!

Con todas las restricciones impuestas por la pandemia, el diseñador de ASHISH tuve que girar el curso de sus colecciones y adaptarlas al nuevo parecer. Así, no puedo viajar a su fábrica de Nueva Dehli a concretar su trabajo. Sin embargo, esto no le impidió crear esta onírica colección.

Creo que hay algo hermoso en que las cosas se pierdan un poco en la traducción“, dice el diseñador acerca de la plataforma Zoom. “A menudo terminas con algo nuevo que nunca imaginaste“.

El resultado se traduce en una exuberante colección donde cobran protagonismo los tejidos brillantes y cualquier forma geométrica. Rombos, cuadros, esferas, flecos… todo tiene cabida. Además, la propuesta se acentúa mediante el uso de colores vibrantes que elevan el propósito del diseñador: organizar una fiesta postpandémica.

Como veis, nada es imposible cuando hablamos de crear; ni una pandemia puede frenar la creatividad. Es el momento de normalizar nuestra situación: hay limitaciones sí, pero estas no pueden frenar el curso natural de nuestras vidas.

La pandemia me ha enseñado que debes ser fuerte y creer en lo que estás haciendo“, dice el diseñador. “Sabía que en medio de esto no iba a empezar a hacer chándales, no sería auténtico“. Auténtico quizá no, pero serían los mejores chándales desde Juicy Couture.