READ IN: English

La diseñadora británica Louise Trotter ha protagonizado un cambio de 180 grados en todas las firmas que han pasado por su dirección creativa. Su experiencia como buyer le ha servido para captar la demanda de los cool kids que quieren vestir sus prendas teñidas de gamas pastel y color blocking. Sus colecciones equilibran la sastrería elevada y la esencia rave londinense en un mismo concepto que ha transformado Lacoste y actualizado los códigos de la nueva era. Repasamos su legado en la historia de la moda.

LACOSTE FW19

Louise nació en Sunderland: lugar en el que estudió marketing y diseño en la Politécnica de Newcastle. Ya equilibrando desde un principio la creatividad del subconsciente con la visión marketiniana y racional, consiguió un puesto como directora de compras y diseño en Whistles. Más tarde, se trasladó a Nueva York para ocupar la vicepresidencia de womenswear para GAP.

Louise Trotter

Ese journey en el diseño para la ropa de mujer le llevó a pasarse una pantalla siguiente en el juego de la moda, posicionándose en la dirección creativa de womenswear para Calvin Klein. Más tarde lo haría para Tommy Hilfiger.

De vuelta en England (2007) se incorporó como directora creativa en la marca británica Jigsaw, hasta lograr dos años más tarde uno de sus papeles más destacados en la moda para Joseph. Así, la diseñadora se mudó a París para suceder al fundador de la firma Joseph Ettedgui, y emprender un camino que le llevaría a la expansión internacional de la marca.

JOSEPH COLLECTIONS

La reina del minimalismo en la escena británica ofreció su interpretación de las tendencias, respetando el heritage de Ettedgui y actualizando los códigos de la casa para vestir a las mujeres parisinas de un uniforme elegante y contemporáneo. Su mezcla entre el estilo tomboyish y el femenino influenciado por la escena clubber del norte de Inglaterra, hablaba para un target joven que conectaba más que nunca con la mujer del s. XXI.

“Creo que la ropa no sólo está ahí para lucir bonita, sino que es algo para vivir y usar”

LA TRANSFORMACIÓN DE LACOSTE

En julio de 2018 Louise anunció su salida de Joseph, tras un periodo de nueve años, para incorporarse en Lacoste como la primera directora creativa de la firma con 85 años de heritage, sucediendo el legado del icónico Felipe Oliviera Baptista. La evolución del cocodrilo ya se había alterado.

LACOSTE FW19

Trotter debutó para Lacoste con un aplauso global en Paris Fashion Week a través del despliegue de su colección Fall 2019. Inspirándose en figuras como René Lacoste y Suzanne Lenglen, encontró el equilibrio en el desequilibrio y en la deconstrucción. Así, subió al estrado una propuesta que vestía de vanguardia a los cool kids de la cancha.

Louise puso su foco creativo en reinventar los códigos de la maison francesa, actualizando el archivo de René Lacoste. En esa fusión entre la tradición y la experimentación, la diseñadora presentaba una línea de prendas técnicas y elegantes. La deconstrucción del clásico polo lacoste, el reworking del logo, su trabajo en el patchwork, las formas arquitectónicas, la sastrería, el croché y el color blocking elevaron más que nunca la herencia de Lacoste, dándole un aspecto artesanal de nivel avanzado. Por no hablar de las siluetas oversize y las líneas pulidas que acababan de pincelar la propuesta sportswear.

SS20 ha sido el último episodio de Louise para la firma, que se presentó en octubre de 2019. La diseñadora volvió a dar paso a una colección que reinventaba el look de la pista de tenis, y que nos hacía desear todas y cada una de sus prendas comerciales, que no básicas.

En ella, el cocodrilo de Robert George de 1926 aparecía en diversos formatos en bolsillos, pantalones de seda, en loafers exquisitos all-over print, así como en polos oversize y prendas técnicas con las que prender desde la pista hasta la calle. El knitwear y la sastrería volvían a brillar en la propuesta bañada en colores excéntricos.

De esta manera, la diseñadora británica se ha convertido en la mente creativa ideal para una firma que está tejiendo las prendas de una nueva generación, más allá de Golf Le Fleur o la línea contemporánea Lacoste Live. Una marca de contrastes con una herencia muy fuerte que -a su vez- proyecta la mirada hacia el futuro: de ahí nace la perfecta unión con la visión de Louise Trotter y su eslogan ‘Eternally innovative and forever elegant’.