READ IN: English

Wang acaba de presentar la que es su segunda colección dentro de “su propio calendario“. Una propuesta de clara inspiración en los años noventa, y que reclama a gritos la figura de la IT girl.

Alexander Wang

Diademas, pelo brillante y planchado, doble coleta, gomina, rostros brillantes pero naturales con labios transparentes convivían con una propuesta que respiraba lo más fresco del street y lo mezclaba con la elegancia propia de la fallecida Carolyn Bessette Kennedy.

Una segunda colección que respira Wang por todos los lados. Patrones reconstruidos, blancos, negros y un aura de 90s over 90s que impregna toda la oferta. Una mezcla de referencias opuestas que hacen de la colección algo realmente interesante.

Aires de Hip-Hop noventero propios de Foxy Brown, se mixearon con la estética más street 90s típicos de la citada Carolyn Bessette Kennedy. Con estas dos referencias el resultado no podía decepcionar.

“Vi este increíble paralelo: Estas dos mujeres que nacieron en Nueva York en familias de clase media y que tenían esta prisa por lograr lo que querían en la vida”, explicó Wang entre bastidores después del espectáculo.

Alexander Wang > Collection 2

La estética sport también se hizo patente a través de las sudaderas a rayas gruesas de los hombres, las zapatillas de deporte cubiertas de plástico emparejadas con calcetines altos, los elegantes cuellos cisne y los polos con estampados gráficos típicos de una transición entre los 80 y los 90.

Una oda a la “mujer alfa sin edad” que sirve como musa perenne de Wang y que debería presumiblemente tener la confianza suficiente como para vestir estos looks, ya sea de la parte alta de la ciudad, del centro o de algún lugar intermedio.