READ IN: English

Cuando piensas en el espacio, nunca imaginarias que huele a carne quemada, frambuesa y ron. Pero así es, o al menos eso dicen los astronautas de la NASA que han sido entrevistados para crear la fragancia Eau the Space. 

Eau de Space ha sido creada por Steve Pearce, químico y fundador de Omega Ingredients, empresa que se dedica a la creación de sabores e ingredientes naturales de alta calidad. El aroma se creó con la ayuda de la NASA y con el objetivo de ayudar en la formación de los astronautas, acostumbrándoles a las condiciones ambientales de la Estación Espacial Internacional.

En 2008, la NASA lanzó un proyecto que buscaba recrear de forma realista simulaciones en el espacio. El perfume existe desde 2012, pero hasta ahora no se sabía de su existencia.

Para crear esta fragancia se han necesitado testimonios de astronautas como Peggy Whitson, que describió el olor como vagamente ahumado, picante y amargo. También dijo que era como el olor de un arma que acaba de disparar. Los astronautas eligieron términos muy diferentes para describir el olor del espacio, pero hubo un término en el que todos coincidieron: el olor del ozono ardiente.

En cuanto al olor a frambuesa y ron que caracteriza a el producto, proviene de la presencia de formiato de etilo (C3H6O2). Se encuentra cerca del centro de nuestra galaxia y se utiliza como saborizante.

Eau de Space tiene como objetivo promover el interés de los jóvenes por la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas. Todo ello debe hacerse a través de la “educación experimental”, tal y como ha dicho Matt Richmond, director de la empresa de Eau de Space. Aprovechando el hype de la fragancia, Richmond reveló que pretenden lanzar al mercado una fragancia nueva llamada Smell of the Moon.