READ IN: English

Juliana Notari es la artista visual que ha dado vida a esta vulva de hormigón hecha a mano y titulada Diva. La obra se encuentra en la ladera de la Usina de Arte, un parque natural en el noreste de Brasil.

El día 30 de diciembre la artista Notari colgó una publicación en Facebook en la que detalló cómo se creó Diva. En esta gran pieza artística, de 33 metros de largo por 16 metros de ancho y 6 metros de profundidad, trabajaron más de 40 manos durante 11 meses.

La artista comentó que su objetivo era cuestionar la relación que existe entre la naturaleza y la cultura en la sociedad occidental falocéntrica y antropocéntrica en la que vivimos. La intención de Juliana Notari es poner sobre la palestra “la problematización de género desde una perspectiva femenina”.

Su éxito comenzó a palparse cuando afloraron las primeras críticas hacia Diva. Comentarios llenos de odio, misóginos y con continuas referencias a la religión. En menos de una semana la publicación ya había alcanzado los 25.000 comentarios.

Diva es una ‘posibilidad’ porque atraviesa el patriarcado estructural de Brasil, que se refuerza continuamente por el discurso de odio de extrema derecha de Jair Bolsonaro”, dijo Notari refiriéndose con orgullo a su obra.

Si quieres saber más sobre arte pincha aquí.