READ IN: English

Algunos de los grandes negocios que hoy nos hacen la vida más fácil dieron sus primeros pasos de la forma más corriente e inadvertida que pueda imaginar. Larry Page, Linus Torvalds o Jeff Bezos acudieron a los foros virtuales en busca de ayuda para las ideas que entonces estaban empezando a desarrollar y ahora, son multimillonarios. A lo mejor tú puedes ser el próximo…

grandes

Lo que pasa en el foro… No siempre se queda en el foro

Si ya te estás viniendo arriba porque piensas que un comentario en un foro te va a cambiar la vida, sentimos decirte que no basta con eso para alcanzar el éxito. Aunque si quieres, puedes intentarlo. Tal y como tuiteaba hace unos días Paul McKellar, eso es precisamente lo que hizo Larry Page en 1996. Al cofundador de Google le surgió una duda técnica y acudió al foro de Usenet comp.lang.java. en busca de respuestas. En aquel momento, era un chaval anónimo de 23 años que seguramente no se esperaba que el proyecto en el que estaba trabajando se fuera a convertir en una de las grandes fortunas tecnológicas de la historia.

grandes

Y él no fue el único que empezó así. De hecho, a raíz del tuit de McKellar se generó una conversación en la que algunos usuarios adjuntaron capturas de pantalla de mensajes que Linus Torvalds y Jeff Bezos lanzaron en otros foros. El creador de Linux escribió en 1991 en comp.os.minix que estaba creando un nuevo sistema operativo, pero a modo de hobby, nada serio, y necesitaba feedback para saber qué características incorporar.

El caso de Jeff Bezos fue similar, ya que se dirigió a la comunidad del foro ba.jobs.offered para anunciar que necesitaba contratar programadores para Cadabra, su tienda online de libros que más tarde pasaría a llamarse Amazon. En aquel momento, se trataba de una oferta de trabajo que hoy podríamos encontrar en cualquier portal de empleo, pero lo que él no se esperaba era que ese simple mensaje formaría parte de lo que hoy es la empresa más valiosa del mundo.

grandes

Nosotros no empezamos en ningún foro, pero bueno, la esperanza es lo último que se pierde ¿no?