READ IN: English

A estas alturas de la película, nada nos sorprende del “creativo” helvético. Su afición por meterse en charcos es ya conocida por todos, por lo que este tipo de actitudes se han convertido en lo habitual para él. En esta ocasión, la lucha contra el racismo es el objeto de su última gran idea. Philipp Plein sabe cómo hacer que hablen de él.

PHILIPP PLEIN BLM

El contexto actual demanda acciones concretas y claridad. La tardanza y tibieza de las firmas de moda a la hora de apoyar la lucha contra el racismo ha dejado con el culo al aire a multitud de los grandes nombres del mundillo. Es intolerable que una industria que presume de su diversidad, inclusión y progresismo haya tenido una reacción tan tímida e hipócrita en el momento más importante de esta causa desde MLK. Las consecuencias no se harán esperar.

Dentro del universo de la moda encontramos de todo. Incluido a Philipp Plein. El fundador de su marca homónima vuelve al eje de la polémica, una vez más. Para ponernos en contexto, nos remontamos a Julio 2019. Hace casi un año, Plein posteó en su cuenta de IG una imagen de sus nuevas PHANTOM KICKS sobre uno de sus Ferraris. Para los que no le conozcáis, el “diseñador” suizo es una persona de gustos sencillos y nada extravagantes. Además, nunca hace alarde de la pasta que tiene o de la lujosa vida que lleva. Si ves su IG, bien podría parecer un personaje de Jersey Shore al que le ha ido muy bien con sus bolos.

PHILIPP PLEIN BLM

Por este motivo, Ferrari (@ferrari) le solicitó que no publicitase sus zapatillas junto a su Cavallino Rampante, pues no había ninguna asociación comercial entre ambas compañías. Ni corto ni perezoso, Plein se negó a desvincular dicha promoción de la imagen de los italianos y se armó la balacera. Ferrari emprendió acciones legales contra el diseñador. Para que nos entendamos, los de Maranello no quieren que su legado y su imagen de sofisticación y elegancia se asocie con la máxima expresión del mal gusto y la ausencia de criterio estético. Es decir, con Philipp Plein. El suizo argumentó que el Ferrari 812 de la foto es de su propiedad y que hace lo que quiera con él. Un año después, siguen a la gresca, aunque hoy llega un giro inesperado del guión de esta trama judicial.

Hace unos días, Philipp Plein acudía a su cuenta de IG para proponer una solución a este conflicto. Aunque pueda parecer increíble, este tipo solicitó a Ferrari terminar con el litigio por el uso indebido de la marca italiana aludiendo a la lucha contra el racismo. En un comunicado al que todavía no le encontramos el sentido ni la coherencia, Plein sugería a los transalpinos llegar a un acuerdo. La demanda interpuesta contra el “diseñador” le solicita el pago de 2 millones de dólares por el uso indebido del 812 en una acción promocional del suizo. Aprovechando la delicada situación de la comunidad afroamericana, Philipp Plein pidió arreglarlo con el pago de 200000$ al Gianna Floyd Fund y aquí no ha pasado nada. La reacción de los italianos fue, básicamente, WTF bro!! ¿Qué tendrán que ver las churras con las merinas? Sólo Philipp lo sabe.

Quizá pretendía ablandar el corazón de Ferrari. Quizá se le acabaron las estrategias para eludir el pago de los 2 millones. Quién sabe. El caso es que los del Cavallino Rampante han dicho que habrá un acuerdo, pero nada que ver con dicha fundación. En serio, Philipp, contrata un jefe de prensa competente.

No hay que olvidar que este es el mismo personaje que sacó una cápsula “homenajeando” a Kobe Bryant días después de su muerte. Se defendió diciendo que ya estaba preparado. Philipp Plein sabía que Kobe Bryant moriría y no lo evitó para sacarle unos dólares a la desgracia. El bucle surrealista es infinito con este tipo.

PHILIPP PLEIN BLM

La historia no termina aquí. Dos días después de intentar sacar rédito al cruel asesinato de George Floyd en su litigio con Ferrari, Plein volvía a IG para compartir el extracto de su donación al Gianna Floyd Fund. ¿Recordáis que dijo que donaría 200000$ como solución al conflicto con los de Maranello? Pues se ve que se le cayó un cero mientras hacía la donación. En la imagen vemos que fueron 20k finalmente. Philipp Plein sólo necesita a Philipp Plein para retratarse. Además, como justificación, en el post de su propuesta a Ferrari alardeaba de que fue el primer “diseñador” en hacer un desfile sólo con modelos de color en 2013. Ese argumento es tan irrefutable como decir que alguien no es racista porque escucha hip hop. Excusatio non petita, accusatio manifesta.

Este tipo vive en una espiral de hipocresía y ausencia absoluta de escrúpulos. Se jacta de tener una firma de lujo, de su savoir-faire, cuando fabrica sus vaqueros de 500€ en Turquía al lado de los de Zara de 19,99€. Aprovecha la trágica muerte de Kobe Bryant para sacar deprisa y corriendo una colección con la que ganar unos dólares más. Utiliza la lucha contra el racismo para negociar una rebaja en la reclamación judicial que le hace Ferrari. En serio, basta. Las únicas luces que tiene este individuo son las de los destellos de sus camisetas hasta las trancas de Swarovski.

PHILIPP PLEIN BLM

En fin, la hipocresía