READ IN: English

Tras ganarse nuestros corazones con sus primeras propuestas tras aterrizar en la casa británica, Riccardo Tisci introdujo su visión de los códigos de Burberry que está desarrollando, siendo este el primer show libre de emisiones de carbono de la historia de la firma. Es imposible no enamorarse de cada una de las piezas que desfilaron en London Fashion Week esta vez. El ascenso de Burberry en la industria se antoja imparable. ¡Todos atentos!

Riccardo Tisci tiene la brújula de la moda en sus manos. Tiene la increíble capacidad de moldear y transformar la industria en torno a sus convicciones, transformando cada casa en la que entra en castillos de proporciones épicas. Burberry era una cosa antes de su llegada. Burberry lo es todo tras su llegada. No importa si es para hombres o mujeres, cada pieza que Riccardo (@riccardotisci17) cose es una aspiración paras los amantes de la moda.

La casa británica ha renovado su concepto de tradición y herencia. El genio italiano tiene su propia visión y su trabajo en los códigos de Burberry (@burberry) y su adaptación es pura magia.

Uno de sus mayores hitos históricos es el del desarrollo del primer show libre de emisiones de carbono para la compañía inglesa. En Instagram, Burberry compartió: “Hemos eliminado nuestros impactos, como los vuelos a Londres de nuestros invitados específicamente para el show y la construcción y producción del evento, a través de proyectos con certificación VSC REDD+ que previenen la deforestación y conservan los bosques tropicales del Amazonas brasileño.”

Respecto a su impacto en la identidad de Burberry, se puede apreciar una obvia tendencia hacia el sportswear y las sneakers como un reflejo de sus propios gustos y personalidad. Riccardo fusiona su implementación contemporánea con el afamado tartán y las piezas de archivo que definen la historia de Burberry.

Gabardinas deconstruidas, gorras de béisbol que evolucionan en los tocados de “El cuento de la criada”,  hombres vistiendo shorts de baloncesto con volantes a conjunto con un top idéntico, las propuestas de sastrería que son fundamentales, camisas hechas de pañuelos de seda… Una fuerte presencia de logos y referencias a la heráldica de Thomas Burberry, recuperando su famoso unicornio en forma de motivos bordados con la frase “I am a unicorn” cosidos en prendas superiores.

Tonos tierra para presentar una paleta completa de beiges colorean gran parte de la colección y que conectan con tonos grises para un look sobrio en trajes, vestidos o mangas largas con flecos haciendo de puños. Bolsos cruzados unisex,  gafas protectoras como eyewear y mucho más caminó entre altavoces gigantes mientras que front-rowers como Rosalía, FKA Twigs, Hunter Schafer, Dua Lipa o Anwar Hadid hacían su lista de deseos para Spring 2020.

Tops como Irina Shayk, Gigi y Bella como de costumbre, una rescatada Agyness Deyn (@agynessdeyn) y Kendall Jenner con un cambio radical luciendo una media melena rubia, se hicieron con el espacio de temática rave vistiendo los diseños del que fuera director creativo de Givenchy, sirviendo como declaración de intenciones sobre lo que se nos viene encima.

Burberry limpia su imaginario. Y el planeta.