READ IN: English

Quizá el magnetismo que desprende Cora Novoa se explique mejor con su background. Sus más de diez años en la industria de la música la han llevado a conocer en profundidad diversos campos, desde los aspectos técnicos hasta el imaginario creativo. Y se nota: la artista presume de un concepto pulido y maduro que queda patente en cada uno de sus trabajos. Fundadora del sello SEEKING THE VELVET, la productora y DJ Cora Novoa aporta esa visión fresca de la música electrónica que pone el focus en cuidar la cultura clubbing, en reavivar su sentido y su significado, en generar un concepto que va más allá de unos simples beats.

Con lanzamientos en sellos como Natura de Herny Saiz o Hivern Discs de John Talabot, Cora lleva a sus espaldas tres álbumes y diez EP. Ahora acaba de firmar con Citizen, sello propiedad de Vitalic, con un EP que incluye los temas The Hive y Hey y que saldrá a la luz el próximo 24 de abril. Hablamos con ella.

Cora Novoa

Highxtar (H) – ¿De qué manera tus orígenes gallegos han configurado tu estilo y tu carrera?

Cora Novoa (CN) – Mis orígenes han sido y son muy importantes en mi vida. He podido viajar, vivir en muchos países, conocer ciudades, pero Galicia siempre está ahí. Lo de la morriña gallega es real, yo necesito ver a mi familia cada 3 meses. Aparte, todo el folclore, las leyendas y la mitología gallega me formaron y han configurado lo que soy hoy como artista. Es una tierra de meigas, por lo que toda nuestra cultura, tradiciones, gastronomía o paisajes plasma quien soy hoy como creativa.

H – Fuera del ámbito de la música, ¿cuáles son tus referentes? ¿qué te influencia y te inspira?

CN Me encanta la moda, el diseño, los libros, la mitología, el deporte extremo, el ocultismo, la buena comida, estudiar, el vino tinto, estar con mi familia… y mil cosas más.

Mis referentes artísticos son muy dispares, como directores creativos, me gusta mucho toda la trayectoria de Sergio Caballero, de Tom Galle su lenguaje digital o por ejemplo de Maxime Buchi su versatilidad en tantos campos: tatuaje, moda, business, dibujo… se podría decir que es un hombre renacentista. De artistas visuales me gusta mucho lo que hace Kenneth Vanoverbeke, Travis Kane, R4zorade o Andrei Warren. En marcas de ropa ahora mismo estoy muy enganchada a lo que hacen Cottweiler, Sankuanz, All in o United Standard. A nivel musical Merca Bae, Tzusing o Cardopusher. Como colectivos, me encanta lo que hacen SORT, Nuxxe de Sega Bodega o SVBKVLT desde Shangai. Y en tatuajes Russell Winter, Indómito o lo que hacen en el estudio Future de Berlín.

H – Has trabajado en diferentes áreas dentro de la industria musical. ¿Cómo ha influenciado en tu concepción de la música electrónica y de la producción musical?

CN – Todo lo que he aprendido de la industria musical ha sido muy “do it yourself”; supongo que ha sido gracias a que soy un culo inquieto y a que estoy enganchada a aprender cosas nuevas. Está claro que todo eso me ha hecho cambiar mucho mi percepción como artista, ahora pienso en todo el proceso, no solo en la creación, sino en el formato, en la estrategia de prensa, en el lenguaje estético que le quiero dar, el enfoque del proyecto, el lenguaje con el que trataremos todo… esto te lo da la experiencia, y aunque todavía me queda mucho que aprender, pienso que toda la experiencia que he adquirido durante estos años ha sido algo clave (aprender a hacer un plan de empresa, cómo trabajar con la prensa, gestionar las bases de datos, newsletters, socios clave, colaboraciones, trabajo con marcas, derechos de imagen… ) para llegar al punto en el que estoy ahora mismo.

H – ¿Cómo surge la idea de crear un sello? ¿Qué nos aporta Seeking the Velvet?

CN – Sobre todo nace de querer hacer las cosas a mi manera, con mi visión y pudiendo usar una paleta de colores mucho más extensa que cuando estás trabajando bajo otro paraguas que no es el tuyo. Esto supone más inversión de tiempo y dinero, más sacrificio y trabajo, pero el resultado es muchísimo más gratificante y honesto. A pesar de los errores y aciertos que haya podido hacer con SEEKING THE VELVET, es el proyecto más bonito y más enriquecedor que he creado hasta la fecha, así que me siento muy orgullosa de él.

SKTVT es un proyecto creativo y sello discográfico, donde a través del arte, música y diseño, damos cabida a diferentes proyectos artísticos teniendo como columna vertebral la música. Hemos diseñado ropa, hecho piezas de videoarte, diseño de producto, ediciones especiales de disco, identidad sonora para marcas… al final todo se reduce en exprimir al máximo las herramientas que tenemos con la premisa final de hacer algo cuidado y con mucho cariño.

Cora Novoa

Portada “The Hive”

H – ¿Cuál es la identidad de Seeking the Velvet? ¿Qué tienen en común los artistas que publican en el sello?

CN – Lo mejor para hacernos una idea de la identidad del proyecto es entrar en nuestro Instagram. Nos gustan los fetiches, el hermetismo, los grabados, lo bizarro, lo real. A nivel musical hemos sacado desde electrónica, techno, pop-experimental, ambient… pero estamos abiertos a cualquier tipo de género. Me encantaría sacar algo de nusoul, baile funk, hardcore… lo cierto es que escuchamos de todo, la única premisa es que la música sea buena.

H – Últimamente he leído que la cancelación masiva de festivales puede ayudar a “oxigenar” el mundo de la música electrónica. ¿Crees que le hace falta? ¿Por qué?

CN – Creo que a partir de ahora la industria musical tirará mucho más del talento local, de proyectos con mucha personalidad (más de nicho de mercado) y con un público muy fiel, y esto lo extrapolo a todos los estilos musicales. Ahora que las giras mundiales no se podrán hacer (por todo el tema del COVID-19) será muy difícil, por no decir imposible, cerrar a artistas internacional en estos próximos 12 meses.

Por ello, tanto festivales como clubs tendrán que apoyarse más en el talento nacional / local. Esto es muy bueno por una parte, pero por otra igual no tanto. Aquí en España me encantaría que aprendiéramos de esto, ya que nos dejamos el culo por el talento extranjero cuando aquí tenemos artistas que son oro puro en todos los géneros. También nos dejamos llevar por el número de seguidores que tienen los artísticas, y hay muchos festivales que se han dado un buen varapalo a la hora de vender entradas pensando que con contratar a un/una artista con 150 mil followers iban a vender tickets, y muchas veces te llevas la sorpresa de que no, de que ese público es un público más joven, no tan fiel, no tan acostumbrado a comprar entradas y se dan de bruces con la realidad.

Por todo esto, tengo mucha curiosidad por ver si la escena nacional aprende de ello, y los artistas locales/nacionales seguiremos siendo apoyados por los festivales y clubs después del COVID-19, o sencillamente seremos la pócima para una solución rápida. Si aprendemos podremos tener una escena renovada y fresca, como la escena clubbing que hay en los países del Este, donde en festivales como Unsound quienes hacen los cierres de los festivales son artistas locales, donde se cuidan a los colectivos dando una presencia relevante en los lineups y los set times. Porque al final, estas escenas entienden que el talento nacional es parte de su identidad, que es algo que están exportando y respetan a sus artistas y a la cultura por la que están representados, básicamente están alimentando que crezca y se sustente su propia infraestructura, identidad y cultura, y esto es clave.

Esto lo hacen muy bien los canadienses, en esto son la bomba. Exportan su producto artístico y lo monetizan, pero porque creen en él y le dan infraestructura. Es una forma de pensar más que otra cosa. En Canadá sí que tienen el apoyo gubernamental (véase lo que pasó con “Cirque Du Soleil“ o Festivales como Mutek), pero hay en muchos países del Este donde tienen todo lo contrario, donde por parte del gobierno sufren un sabotaje constante y donde por parte de los políticos sienten un desapego total por la cultura vanguardista (véase Tbilisi), y aún así la escena de esos países tiene el mismo enfoque que tienen los canadienses, apoyar la cultura nacional, porque les representa y es parte de ellos. Por todo esto pienso que si nos ponemos las pilas en España, que somos tierra de nadie, podremos ser tierra de todos y darle a nuestra música el marco y valor que se merece.

Tengo mucha curiosidad por ver qué pasa. Estas son mis quinielas.

Cora Novoa

H – De cara a 2021… ¿cuál sería tu festival ideal, alguno con el que sueñes especialmente?

CN Lo he estado pensando un rato y en realidad lo que me encantaría es actuar en el Unsound Festival, CTM Festival y por supuesto en alguna de las nuevas localizaciones de Sonar Festival (Estambul, México, Atenas).

H – Vas a publicar en Citizen Records (de Vitalic), un sello francés. Cuéntanos un poco sobre esto. ¿Cómo surge el publicar en un sello internacional?

CN Todo esto surge gracias a mi agente Peggy Szkudlarek. Nos puso en contacto a Elise, label manager de Citizen Records, y a mí, y eso fue la semilla para que germinara mi fichaje con ellos. La verdad que siento que Citizen es mi casa, que todo está por hacer y que con trabajo y mucho cariño las cosas saldrán rodadas.

H – ¿Cómo ves la escena de la electrónica en España con respecto al resto de países?

CN El talento nacional es increíble, hay una variedad de estilos muy grande, desde el acid de Regal hasta el electro de Cardopusher, pasando por la perfecta selección musical de Alienata. Hay talento, y se nota, el problema siempre está en la falta de infraestructura que tenemos aquí, la falta de apoyo por parte de la poca escena que sigue habiendo y ese cambio de pensamiento del que hablaba antes, de que valoramos más lo de afuera que lo nuestro.

En Madrid por ejemplo faltan clubs, en cambio en Barcelona tenemos una diversidad de colectivos, estilos, espacios,…me acuerdo de un post que colgó hace unos meses ALVVA donde mencionaba que en un mismo Viernes había como 5 fiestas diferentes de colectivos como Maricas, Voodoo, Diverso, Club Gordo… en Madrid todo esto brilla por su ausencia. Por otra parte si luchamos por tener una figura como un night major todo sería mucho más fácil. Esta figura media entre los empresarios nocturnos, los vecinos y las instituciones, es clave para que la cultura nocturna salga a flote con éxito. Está claro que ahora mismo lo último que pensamos es en esto, pero en un futuro, cuando dentro de unos años estemos estabilizados con todo el tema del COVID-19, es algo por lo que deberemos luchar.

H – ¿Cómo ves Seeking the Velvet dentro de la escena nacional? ¿Y a nivel internacional?

CN Es curioso porque SEEKING THE VELVET ha tenido mucho más impacto a nivel internacional que nacional. Desde un principio me chocó mucho tener apoyo de artistas o clientes de países tan dispares como Suiza, Canada o Mexico, tanto con las colecciones de ropa como con los releases musicales, no podría saber exactamente el motivo, pero creo que es la magia con la que jugamos a día a de hoy los proyectos creativos gracias a Internet. Se puede tener una fan base muy potente y que a la vez esté diseminada por todo el mundo.

H – ¿Algún club/país en el que te haya gustado especialmente pinchar? ¿Y alguna sesión que recuerdes especialmente?

CN Me encantó el set que hice para Mutek Argentina en el Palacio Alsina (Buenos Aires) esta temporada, me sentí como en casa y la gente disfrutó desde el principio hasta el final, es uno de los mejores sets que recuerdo de esta temporada, la vibra Argentina es única.

De sesiones especiales me quedo con el Live que hice en el cierre de Sónar Barcelona 2010, fue una auténtica locura, uno de esos momentos que nunca olvidaré, miles de personas bailando y disfrutando mientras salía el sol, se me ponen los pelos de punta solo de pensarlo.

Cora Novoa

H – Productora, dueña de un sello, DJ… ¿cuál es tu día a día?

CN Soy muy organizada en mi día a día, me encanta tener una rutina y exprimir cada segundo al máximo. Intento dejar libres los Sábado y Domingos para desconectar (siempre y cuando no viaje, aunque ahora mismo es algo que va a tener que esperar), el resto de la semana intento equilibrar el trabajo de oficina, con el trabajo en el estudio de grabación, reuniones y por supuesto los entrenos en el box de Crossfit. Necesito tener estos elementos en mi vida, a parte también cuido mucho la alimentación y últimamente estoy introduciendo una rutina de meditación de 15 min todos los días.

Hay días que hago malabarismos, sobretodo si tengo reuniones de trabajo, sesiones de foto, viajes, acciones con marcas y por supuesto todos los quehaceres diarios de todo ser humano (supermercado, que se te estropee la moto/coche…), pero bueno, es una de los peajes que hay que pagar si te gusta ser “multitasking”.

H – ¿Qué planes estás llevando a cabo esta cuarentena?

CNParece mentira pero estoy con mucho trabajo, se me pasan los días volando. Por un lado estoy trabajando mucho en el estudio para dejar cerrados algunos releases, también estamos con toda la promo del release de Vitalic, empezando a trabajar algunos proyectos con marcas, estudiando nuevas técnicas de mezcla/producción y desarrollando producciones de un proyecto secreto que no estará vinculado a Cora Novoa, así que con mucho jaleo.