READ IN: English

El diseñador de Harlem, Daniel Day lanza “Dapper Dan: Made in Harlem”, un libro en el que cuenta su propia historia; las dificultades que vivió en el Nueva York de finales del siglo XX, además de su relación con la etiqueta de moda italiana, Gucci.

El origen de la moda en muchas ocasiones está muy alejado de las pasarelas más importantes, en la década de los años 80 y 90 las grandes tendencias fluían en el corazón del barrio de Harlem en Nueva York. Un joven diseñador con un hambre voraz de crear un nuevo concepto y visión de tendencias recorría las calles con una idea incansable y un objetivo firme e inalterable: ser el dueño de la moda underground, un nuevo movimiento alejado de la cultura oficial del momento. Su comienzo fue duro, en muchas ocasiones se le negaba la asistencia a desfiles por su tono de piel oscura, pero él buscó otra formas de empaparse de moda a través de mercados y ferias de tecnología textil.

Su perspectiva atractiva de la nueva moda consiguió una multitud de seguidores en la sombra. Daniel Day se erigió así mismo en su boutique de la calle 125, dando forma al prometedor diseñador que años después se daría a conocer cómo Dapper Dan. Sus diseños no dejaron indiferente a nadie, raperos, atletas e incluso traficantes de drogas visitaban su espacio para adquirir sus trabajos realizados con cuero, pieles y estampados de lujo.

Su tienda era conocida como “la fábrica del swag”; era un auténtico reflejo del espíritu del modisto, abierta 24 horas todos los días de la semana, sin descanso y con las máquinas encendías sin parar de trabajar. Algunas de sus piezas más notorias eran reconstrucciones de diseños de lujo como Louis Vuitton, Chanel, Halston y Gucci, que podía encontrar en mercados de segunda mano. Su destreza en la técnica de la confección le concedió el sobrenombre del «Rey de Hip-Hop«.

Su éxito fue tan grande que su nombre llegó a oídos de las grandes casas de moda europeas, Louis Vuitton, Fendi y Gucci demandaron a Dapper, el tribunal le condenó por plagio y apropiación de la propiedad intelectual, lo que llevó al diseñador neoyorquino a cerrar su negocio en 1992.

Actualmente, Gucci regentado por Alessandro Michele fue acusado de copiar una chaqueta estilo bomber de manga ancha y piel marrón chocolate para la colección Cruise 2017, muy similar a las diseñadas por Dapper Dan en su época dorada; el director creativo de la etiqueta italiana aclaró en su cuenta oficial de Instagram que dicha pieza había sido un homenaje a Dapper Dan, a su historia y creatividad.

En 2018, Michele dejó palpable su admiración por el diseñador de Harlem; ambos trabajaron mano a mano para una colección conjunta para Gucci. Dicha colección salió a la luz después de que la causa italiana ayudara a reabrir el estudio de Dapper Dan en Harlem.

Daniel Day también cuenta en su nuevo libro que ayudó a Gucci a desarrollar su proyecto de becas “Changemarkers” que impulsa a nuevos diseñadores emergentes, en principio de esta financiación solo podrán beneficiarte ciertas zonas del globo, aunque la idea general del proyecto es abrirse a todos los territorios.

Dapper Dan es la historia viva de la influencia de la moda real en la cultura de la época y de la actual. Si quieres saber más puedes hacerte con su libro en Amazon por unos 20€, aún en versión en inglés.