READ IN: English

Esta semana los pantalones cortos de Patagonia han sido virales en Twitter y en Instagram. En lugar de las clásicas instrucciones de lavado, en la etiqueta de la prenda se puede leer claramente “Vote a los imbeciles”.

Todo forma parte de la iniciativa de la marca contra el cambio climático. Muchos seguidores creyeron que la foto publicada por Patagonia a las redes sociales era una falsificación hasta que Corley Kenna, portavoz de la compañía, confirmó que se trataba de una prenda auténtica.

La marca fundada por Yvon Chouinard en 1973, se une a la lucha contra el cambio climático, la sostenibilidad y la protección del medio ambiente. No es la primera vez que Patagonia protesta y utiliza este lema en sus artículos. Hace unos años, también anunció que no trabajaría con empresas que no respetaran el ecosistema.

Patagonia ha informado que trabajará con la organización BallotReady para fomentar el voto popular en las próximas elecciones. Y así presionar a los negacionistas del cambio climático para que abandonen sus cargos políticos.

En las elecciones de 2016 la marca cerró su sede, centro de distribución y las tiendas de todo EEUU, algo que también hará en las del próximo noviembre como símbolo de protesta. En 2018, cuando la marca recibió un recorte de impuestos de 10 millones de dólares, el dinero fue donado a programas ambientales cuyo objetivo es concienciar sobre el cambio climático.