READ IN: English

Los últimos tres años han desnivelado el terreno de las pasarelas de las semanas de la moda: nos encontramos ante un cóctel de mensajes políticos, feministas (con el pistoletazo de salida de Maria Grazia Chiuri para Dior con sus camisetas “We should all be feminist”), de diversidad de razas y de tallas, y de una difuminada barrera de géneros que presentan a los desfiles SS19 con incertidumbre pero, sobretodo, excitación.

Cada ciudad nos fascinará con su particular encanto sumado al shock que recibirá la industria de la moda al ver acentuada esta ola de mensajes reivindicativos. Estas son algunas breves pinceladas de lo que podemos prever:

Nueva York (6-14 de septiembre)

La ciudad que más novedades y emoción trae cada estación viene cargada de sorpresas para la SS19, empezando por Rihanna. La misma cantante, que ha estado últimamente en el punto de mira por reivindicar la belleza sin cánones estéticos, presentará su colección de moda íntima Savage x Fenty. Solo podemos esperar extravagancia, salvajismo y a la vez elegancia en cuerpos de mujer real.

VFILES por su parte nos trajo la habitual propuesta de talentos emergentes que conviven todos bajo una misma colección. KITH y Versace han encendido el sistema y Jeremy ha puesto el color en la pasarela. Esto por ahora.

KITH x Vesace

KITH x Vesace

Ralph Lauren estará de celebración por el 50 aniversario de la firma, que decorará una parte de Central Park con tal pomposidad que el protagonista será el mismo escenario y no la colección – aunque no sería difícil, pues la sobriedad y el clasicismo pesan demasiado sobre la marca -.

Es de esperar que la turbulenta situación política de Estados Unidos nos traiga perlas como aquellas piezas de Balenciaga imitando a la campaña de Bernie Sanders o los pins con el mensaje “la moda está con Planned Parenthood” a favor del aborto que repartieron los mismos organizadores de la NFW en 2017.

Londres (14-18 de septiembre)

La ciudad de los diseñadores emergentes por excelencia y que en la semana de la moda tendrán que compartir espacio en las pasarelas con las grandes firmas. No sabemos hasta que punto llegará la tensión…

Riccardo Tisci

Pero lo que marcará un antes y un después en esta edición de la LFW será el desfile de Burberry. Después de que Christopher Bailey abandonara el puesto de director creativo, un italiano con reminiscencias góticas (Riscardo Tisci) ha dado un vuelco a las raíces de la casa británica, empezando por el cambio del legendario logo y creando un monograma junto a Saville. En cuanto a la colección podemos esperar un Burberry rompedor – como no se había visto nunca antes – y por primera vez, libre de pieles.

Monograma | Monogram - Burberry - Riccardo Tisci

Monogram | Burberry © Peter Saville

Milán (19- 25 de septiembre)

Puede que esta semana sea la más impactante. Además de ser la capital “girly” – en palabras de Eva Al Desnudo -, y los clásicos desfiles made in Italy, esta vez hay un morbo vinculado con D&G.

Recientemente Stefano Gabbana se ha dedicado a comentar en las cuentas de Instagram de algunos famosos cosas como: “fea” a Selena Gomez, “barata” a Chiara Ferragni y “familia barata” a las Kardashian. Esto ha provocado que el ciberespacio entero se le haya echado encima, y sin duda la respuesta de la gente se verá reflejada en la pasarela de Milán. ¿Habrá un boicot por parte de las otras firmas o asistentes a Dolce & Gabbana?

Paris (24 de septiembre- 2 de octubre)

La majestuosidad de Saint Laurent se traslada a Céline – ahora Celine – de la mano de Hedi Slimane, que dejó una firma para entrar como director creativo de la otra (y reformarla, al parecer, quitándole el acento al logo de la marca y a su vez, su identidad francesa).

El adelanto de esta revolución interna lo hemos podido ver únicamente en el bolso que Lady Gaga compartió en Instagram, con el que la casa francesa dice adiós a su icónico tote bag. Habrá que esperar para ver el grado de transformación de la próxima colección.

Por último, cómo serán las sneakers de la próxima primavera solo lo podrá decir Balenciaga con su inminente presentación, ya que nos guste o no la firma liderada por Denma lleva la delantera en este aspecto.