READ IN: English

Ana Sotillo (@anasotillo_)estilista – e Iván Blanco (@follyivan) – director y creador de la historia – nos cuentan el por qué de los 9 Recycled.

Hace ya casi una semana del supuesto pique entre Recycled J y Fortfast. Todo comenzó cuando Fortfast (@srfortfast), un conocido youtuber, se encontró a Recycled (@recycledj666) por la calle y decidió entrevistarlo para uno de sus vídeos. En la entrevista le preguntaba sobre dinero, sobre pasta. El enfado surgió cuando Fortfast publicó un teaser en Twitter, un breve tráiler del vídeo completo que publicaría el domingo. Es entonces cuando Jorge muestra su enfado en redes alegando que no había dado permiso para publicarlo, que la condición era que primero tenía que enseñarle a él el vídeo. A raíz de eso Internet se revoluciona: surgen tuits, stories, memes… Algunos se posicionaban de parte de Fortfast, otros de Recycled y los más avispados afirmaban que se trataba de un beef pactado. Sin embargo, la duda seguía ahí. ¿Y si esta vez era verdad?

Recycled J vuelve a liarla con una nueva estrategia de marketing, que viene acompañado de un increíble video dirigido por Iván Blanco (@follyivan).

Tras el éxito de “Valga la pena”, el artista se alía con el youtuber Fortfast para promocionar su nuevo vídeo con un beef pactado por ambos.

El vídeo, dirigido por Iván Blanco, cuenta con frenéticas transiciones y cambios de personaje, rompe con la clásica dinámica de los planos recurso de playbacks tradicionales a partir de una historia de doppergängers y cambios de identidad, sacando un provecho magistral a los cambios de escenografía y de vestuario. En realidad, todo el videoclip es una metáfora de cómo es realmente el mundillo de la música – según nos comentan Ana Sotillo (@anasotillo_) y el director, Iván Blanco (@follyivan) – , el perfil de artista y, sobre todo, de rapero. A través de construcciones emblemáticas de lo que puede ser la industria musical, Recycled J y Selecta (@selecta33) nos transmiten su punto de vista.

Atropello

El primer y el último Jorge, el que va con la camisa desteñida, es el Jorge de verdad, el real. De hecho, el estilismo está sacado directamente de su armario y alineado con el personaje gracias al trabajo de estilismo de Ana Sotillo (@anasotillo_) y Andrea Hierro (@a.hierro). Se trata de prendas con las que él se siente cómodo y que revelan su verdadero yo, sin máscaras. Cuando se acaba la entrevista de Fortfast y comienza el desfile de identidades, el etalonaje y la estética que logran los colores dejan claro que entramos en un mundo cinematográfico, falseado, que no es real.

Empresario

El empresario hace referencia a esa dimensión de la industria de la música que busca con ansia la mercantilización y el poder. Simboliza las dinámicas de algunas discográficas que presionan y ahogan a sus artistas con fines puramente comerciales, sin atender sus inquietudes artísticas. El Jorge al que acaban de fichar atropella al Jorge independiente, ese que es libre y fiel a sus principios creativos. Lleva un traje de Antony Morato ya que contempla la sastrería de manera más juvenil. Negocios, dinero, llamadas y mucha prisa. Tanta que no le da tiempo ni a fumarse ese cigarro.

Rapero

El cigarro que se consume da paso a la estética rap. Chándales adidas, el extrarradio, referencias hip hop de los 80… El rapero de barrio, que baja al parque y ni siquiera saca temas, se ríe desde la otra cara de la moneda de la superficialidad, la parte comercial.

Estudio

Y es esa parte comercial la que representa Jorge en el estudio, entrando desde un vídeo que ven los raperos en el teléfono y del que se están riendo descaradamente. Esta parte hace referencia a la dualidad del personaje. Mientras graba, está pensando lo que tiene que hacer con una actitud chulesca, pero fuera de cámaras no quiere estar ahí. Le está matando esa nueva vida. Su look es sumamente interesante, va vestido de Ana Locking (@analocking) ya que buscaban prendas ostentosas y llamativas para reflejar esa grandeza del artista dentro de un estudio. El print tan llamativo realza el cambio de blanco y negro a color. Una estética que se contrapone totalmente al personaje anterior.

Concierto

Vestido de Guess. Americana, cuello alto, sobriedad y profesionalidad. En esta escena se simula una red carpet o la salida de un concierto. Las caras que pone el cantante, delante de sus fans, totalmente expuesto ante el público, ponen de manifiesto que en realidad no puede permitirse estar triste o enfadado.

Sastre

“Me hice un traje con cada una de mis derrotas”, y literalmente es lo que hace. Cuando sale de la tienda después de comprárselo, al más puro estilo Cayetano con camisa y cinturón de España, es robado por otro Jorge.

Ladrón

Llevado al cliché para que se entienda fácil. Sin medias tintas. El Jorge ladrón lleva camiseta de tirantes, pasamontañas y chupa de cuero negra. Su huida acaba cuando cae y se encuentra con otro Jorge.

Repartidor

Recycled J x Por la pasta

Es una de las secuencias más interesantes, porque plasma esa realidad sinuosa de las figuras públicas. El trueque entre marcas y famosos, los influencers y los regalos en cantidades masivas a cambio de imagen y patrocinio. «Hoy me llegan al portal cajas y cajas de las marcas caras que papá y mamá no podían comprar. A ti te lo dieron todo y ahora no valoras nada».

Casa

Vuelve a ser el primer Jorge, pero ahora vemos la escena posterior al atropello. Regresa a su casa, le llega este paquete, y descubrimos el mensaje implacable que encierra toda la canción y todo el videoclip. Porque todo lo que cada personaje y cada trama hace “por la pasta”, todo ese juego de quién gana más y quién gana menos, es en realidad un chiste. Por eso, al final del vídeo, juegan con el sentido semántico de pasta, con Jorge comiéndose un plato de pasta con tomate mientras sonríe a cámara.

«Por la pasta» demuestra un despliegue brutal de potencial por parte de Recycled J, que se ha convertido en muy poco tiempo en uno de los representantes más top de la escena urbana de nuestro país. El disco «City Pop» se completa así con una amalgama de estilos aparentemente entrópicos que, a manos del artista, adoptan un sentido y una coherencia apasionantes. «Por la pasta» no se parece a ningún otro tema; y, sin embargo, encaja a la perfección en el álbum con un mensaje claro, directo y sagaz que se muestra en el vídeo. Rap, neopop y una diversidad de referencias culturales y estéticas reafirman un talento que no cesa de pulirse a golpe de ingenio, estilo y esa simbiosis excelente de sonidos magistrales y letras agudas.

Fotografías: Alex Ríos (@eldelascamaras)