READ IN: English

No corren días felices en las oficinas de Vogue. Tras infinidad de acusaciones de racismo por extrabajadores, colaboradores e incluso celebrities, el gigante editorial parece vivir sumido en una vorágine de controversia e inestabilidad social. La marcha  de Suzy Menkes es sin duda uno de los golpes más bajos a la joya de Condé Nast.

SUZY MENKES DEJA VOGUE

Para los que no la conozcan, Suzy Menkes es la editora jefe de Vogue Internacional. La periodista británica alcanzó tremenda popularidad por sus análisis cargados de bilis, que llevaron a que LVMH la vetara de todos sus desfiles. Se ve que a Bernard Arnault no le sienta muy bien que le pinten la carita cuando alguna de sus firmas saca bodrios en la pasarela.

Para muchos, Suzy Menkes (@suzymenkesvogue) es un absoluto referente de lo que el periodismo de moda debe ser. Si una firma hace una colección de mierda, se dice y punto. El problema de la industria editorial es que está subvencionada por las grandes firmas a través de toneladas de páginas de publicidad en sus revistas, por lo que morder la mano que te da de comer, no es una práctica habitual. Menos para Suzy.

En  un post  en IG hace unas horas, Menkes apelaba a la condición cambiante del mundo de la moda para explicar su necesidad de seguir explorando este mundo desde nuevas perspectivas. Tras una excelsa carrera en el Herald Tribune y el New York Times, la británica deja Vogue tras 6 años de genialidad editorial.  La marcha de Suzy Menkes supone la cancelación de la Condé Nast Luxury Conference, de la cual se encargaba ella misma.

SUZY MENKES DEJA VOGUE

Como decíamos al principio, el gigante de las revistas no vive sus días más dulces precisamente. A las acusaciones de racismo en el ámbito laboral se unen las salidas de Stuart Emmrich, editor jefe de Vogue.com hace unos días. También dimitió Adam Rapoport de Bon Appétit, tras verse envuelto en una polémica al publicarse en Twitter una imagen suya “disfrazado” de puertorriqueño en Halloween. Muy poco acertado en estos días de lucha contra la discriminación que vivimos. La propia Anna Wintour tuvo que pedir disculpas recientemente por las múltiples faltas de respeto a distintas comunidades a lo largo de los años.

Suzy Menkes dejará su puesto en Octubre, tras analizar por última vez las propuestas de Septiembre.

Estamos deseando disfrutar el último azote de la genial periodista.