READ IN: English

Cuando todo el mundo habla de la inclusión y la aceptación de todos de forma tan fácil en esta sociedad hipócrita donde todo es fachada, aquellos “incluidos” en ella revelan su sentir real acerca del circo construido alrededor suyo con propósitos comerciales y con una postura de falsa empatía sobre las dificultades que padecen estas comunidades cada minuto.

BOF 500 KERBY JEAN

Kerby Jean-Raymond está hasta las pelotas de toda esta mierda. La brillante mente detrás de Pyer Moss y las Daytona que estás deseando ponerte este año reventó internet tras asistir a la Business of Fashion 500 Gala.

Imran Amed (@imranamed) está en el foco tras desvelarse unas conversaciones y hechos entre el propio Amed y Kerby. Según el diseñador haitiano-americano, el CEO de BoF parecía interesado en dar visibilidad al tema de la aceptación racial y la relevancia del colectivo LGBTQIA+ en su 500 Gala bajo el tema de la inclusión, empoderando a esas minorías y dándoles el escaparate que la industria de la moda podría facilitarles.

Lo gracioso es que estas no eran sus intenciones reales por lo que el fundador de Pyer Moss dejó entrever. En los meses previos a la gala de BoF 500 se celebraron múltiples reuniones, en las que Amed propuso a Jean-Raymond aparecer en la portada de su revista como muestra de respeto y admiración por el impacto que el diseñador estaba generando en la industria, abriendo la puerta de los jóvenes creativos de color que esperan su momento. Y justo ahí, todo estalló en mil pedazos.

En dichos encuentros, Imran Amed parecía profundamente interesado por los nuevos nombres que deberían estar en esa “lista inclusiva” por lo que preguntó a Kerby (@kerbito) al respecto sobre los más relevantes de cara al evento y su próximo listado. Y salió una relación de nombres enorme.

BOF 500 KERBY JEAN

Cuando esas quedadas cesaron, el diseñador recibió un mensaje del CEO de BoF en el que le informaba de que la portada iba a ir finalmente en otra dirección y que no iban a contar con él. Amed se la había jugado y solo quería sacarle determinada información clave sobre la comunidad negra e, incluso, de sus proyectos secretos. Kerby estaba en medio de un vuelo. Recibió un MENSAJE.

Tras este cúmulo de situaciones, Jean-Raymond decidió contar todo con un enérgico comunicado desvelando todas las mentiras que estaban colando a todo el mundo en esta industria interesadamente multicultural. El racismo no se ha erradicado, crece como la espuma. Las nuevas generaciones están aplicando nuevas formas de odio y segregación y los más viejos esconden debajo de la alfombra toda esta mierda porque les interesa el tremendo crecimiento de los creadores procedentes de minorías.

El hecho de usar el término “inclusión” es ofensivo en sí mismo cuando hablamos de mentes, ideas o creatividad. Kerby comentaba recientemente que diseñadores como Rick Owens o Jeremy Scott, por mencionar un par, han diseñado zapatillas y piezas deportivas desde sus inicios. Sin embargo su trabajo nunca se ha considerado streetwear sino sneakers y sportswear de lujo. Off-White, Heron Preston o Pyer Moss son todo firmas de streetwear. ¿Tiene que ver que sus diseñadores sean de color y se presupone que se deben criar en la calle? Estamos muy jodidos.

BOF 500 KERBY JEAN

Está todo mal de base, en cada manifestación verbal, ¿qué es eso de “incluidos negros y gays”? ¿Acaso no son parte de la industria ya? ¿Se sientan en una mesa diferente al resto? ¿Tienen que estar agradecidos a los blancos por permitirles participar de su industria? ¿Están en el foco porque interesa su “condición” o por su talento? ¿De repente mola tener un amigo negro o que no sea hetero? ¿Ahora todo el mundo ama el movimiento latino? El cuestionario sería eterno.

Todo esto hizo que Kerby Jean-Raymond abandonara la Bussiness of Fashion 500 Gala. Un coro gospel recibía a los invitados a su entrada al espacio, siendo estos mayormente blancos. Ahí tienes tu primer bocado de apropiación cultural.

“Un homenaje sin empatía y representación es apropiación. En su lugar, explora tu propia cultura, religion y orígenes. Por imitarnos y excluirnos nos demuestras que se nos ve como una tendencia. Vamos a morir negros, ¿tú?” Expuso el talentoso creativo.

BOF 500 KERBY JEAN

Estaba siendo un año fabuloso para el diseñador tras su designación como miembro del consejo del CFDA y estrenando su COLLECTION 3 en el emblemático King’s Theater. Pero esto es mucho más grande que cualquier otra cosa. Kerby reveló que no estaba convencido de ir a la fiesta, pero finalmente asistió y se arrepintió desde el minuto 0. Todo lo malo que presuponía se confirmó.

No admite discusión que los diseñadores negros están al alza y es muy interesante para la industria colocar algunos modelos de color en la pasarela. Los mismo pasa con trans, latinos, asiáticos o cualquiera que no sea caucásico o heterosexual, la diversidad es un cheque muy gordo para las marcas. Desvelan que están trabajando para acoger todo tipo de cultura u opción personal y acercándose a esas comunidades. ¿Pero a qué precio?

En su intervención para las charlas de BoF Voices, Jean-Raymond estuvo acompañado del diseñador LaQuan Smith (@laquan_smith), la modelo Bethann Hardison (@bethannhardison) y el jugador de la NFL Patrick Robinson (@probinson25). Inicialmente se le informó de que esta intervención la haría en solitario. Pero ¿qué hay más relevante que un referente social negro? Cuatro referentes sociales negros. Da la sensación de que un diseñador de color por sí mismo no es suficiente para aportar su visión de todo lo que está mal en la industria bajo la etiqueta de la inclusión. Es mucho mejor ponerlos a todos juntitos para reforzar su discurso, como son negros, deben pensar igual. No se merecen un espacio para ellos.

BOF 500 KERBY JEAN

El enfado provocado por todas estas decisiones desafortunadas de Imran Amed, CEO de BoF, arrasó internet y las redes en cuanto la 500 Gala comenzó. Virgil Abloh, Heron Preston, Jerry Lorenzo y muchas más personalidades afroamericanas y de la comunidad negra de todos los campos alzaron su voz para apoyar la batalla del fundador de Pyer Moss en contra de esta industria erróneamente llamada inclusiva.

Basta. No hay necesidad de clasificar a las personas por su piel, creencias o por quién se follan cada noche. Si eres diseñador de moda, artista, fontanero, modelo o bombero no debe haber lugar a cualquier otro calificativo. La cultura, las ideas y la visión implícitas por el origen de cada uno o sus preferencias personales no deben ser usados como estrategia de mercado.

Imran Amed se defendió con una carta pública en su plataforma digital comentando que él es de ascendencia musulmana, que sufrió bullying por el tono de su piel y posteriormente por ser gay. Como si eso ya justificara el hecho de participar de esta versión moderna de la segregación racial con la que tratar de manera diferente a los que toque. Pertenecer a determinado background no te da licencia para tematizarlo, se debería ser incluso más consciente de la situación en la que viven los demás. Destacó además la participación de fotógrafos, creativos y DJs de origen africano en la BoF 500 Gala. ¿Se ha dado cuenta de que está convirtiendo la raza negra en una temática festiva para los eventos de sus amigos blanquitos?

Cabrón, sé más respetuoso, pero de verdad. Toma conciencia.